Lámparas desinfección

(Español)

DESINFECCIÓN CON LUZ ULTRAVIOLETA LEJANA

La luz UV-C se ha utilizado durante décadas para la desinfección indirecta del aire y superficies.

La novedad de las lámparas de UV Médico radica en la longitud de onda de la luz emitida, 222 nm. El espectro UV-C va de 200 a 280 nm.

Las lámparas desinfectantes tradicionales emiten principalmente luz a 254 nm, perjudicial para la piel y los ojos. Por el contrario, se ha demostrado que un rango del espectro UV-C con longitudes de onda más cortas (de 200 a 230 nm), denominado luz ultravioleta lejana inactiva los coronavirus humanos, y muchos otros microorganismos, como E. coli, Salmonella y Listeria, sin dañar las células humanas ya que no puede penetrar por la capa externa de la epidermis y del lagrimal del ojo.

Las lámparas UV222 se pueden usar en presencia de personas y obtener una desinfección continua de espacios habitados.